Viaje al Formidine Rift (1/3)

Posted · Add Comment

Registro de Expedición: 10/1/3303

Hace unas semanas corrió una noticia por la GalNet acerca de que los Hijos de Raxxla, esa especie de secta dirigida por una tal Salomé a la cual consideran una terrorista todas las facciones mayores, necesitaban personal para hacer una serie de escaneos en tres sistemas concretos y ubicados cada uno en unas localizaciones muy lejanas de la burbuja humana, concretamente eran las zonas del Formidina Rift, el Conflux y Hawkins Gap.

Muy interesado por las promesas de grandes recompensas monetarias –las cuales me vendrían de perlas para no tener que ir con mil ojos cada vez que sacase El Venzejo de la estación para ganarme unos cuantos créditos– me apunté a su lista de trabajo, pero también porque el misterio del Rift siempre ha sido una espina en mi familia.

Mi tío Manolo fue uno de los desaparecidos en esa misión, misión de la cual nunca encontraras informe alguno de su existencia en ningún sitio oficial pues cualquier dato de ella ha sido borrada o silenciada por las grandes potencias galácticas, menos mal que mi madre tuvo una mala noche –le vino a visitar su primera menstruación– y descubrió a su hermano saliendo de madrugada hacia lo que esté le contó sería un trabajo de técnico de sistemas en una expedición muy importante y lucrativa.

Concretamente le contó que se había apuntado a la expedición más grande que iba a realizar el ser humano en toda su historia, la cual se dirigía hacia un sitio llamado Rift y tenia como recompensa varios millones de créditos, suficientes para pagar todas las letras de la Type 6 de su padre y podernos trasladar a un planeta a vivir.

Está expedición tenia que ser un secreto total hasta que volviesen por dos motivos, no les jodiesen los planes de expansión de la corporación y no crear una polémica innecesaria por la lejanía del destino.

Eso es lo que le contarían a todos los miembros de la expedición, pero la verdad es que nunca lo sabremos a ciencia cierta pues tras mucho tiempo sin saber de mi tío mi abuelo comenzó a preguntar en los sitios gubernamentales sobre está expedición y la localización de su primogénito, lo único que recibiría eran negativas a la existencia de dicha misión y la frase de que su hijo de 18 años lo más seguro es que su hubiese fugado y cambiado la identidad para escapar de algún delito cometido.

Muchas familias comenzaron a hacer estás mismas preguntas lo cual no gustaba demasiado a los altos cargos de las potencias. Se comenzaron a recibir cartas amenazantes anónimas, palizas indiscriminadas en callejones oscuros y en muchos casos el cabeza de familia moría en extrañas circunstancias, como fue el caso de mi abuelo. Creo que por intentar conocer como eran mi tío y abuelo, pues yo nací diez años después, es que acepte esta misión.

El Misterio del Formidine Rift es una leyenda que desde la época Alpha se ha ido retroalimentando de muchas historias fantasiosas, a cada cual más loca e interesante. Desde una gran facción pirata tan grande como todas las potencias juntas hasta la existencia de vida extraterrestre con avances tecnológicos increíbles.

Lo único que he podido averiguar son dos cosas, la primera que una anciana tuvo una conversación con Salomé en un hospital la cual le cuenta sus aventuras en la frontera lejana:

“Digamos que hay algo jodidamente serio ahí fuera, cosas que no creerías. No realmente, nadie me creyó, se dijo que era todo una invención. No tenía pruebas que puedas ver y editaron mi memoria más tarde. Ah, todo volverá para morderles un día, está todo ahí en las bases de datos imperiales, en algún sitio. Y ellos creían que los Thargoides eran el problema…”

Tras esto Salomé visita el Capitolio (Sistema Achenar, capital del Imperio) en donde consigue acceder a los datos del holofac grabados por la vieja señora muchos años antes. En el vídeo podemos oír esto:

“Si estás escuchando esto significa que eres lo suficientemente inteligente como para evitar la seguridad de Galcop, de la Federación y del Imperio”

La mujer del video sonrió.

“No está mal, pero no es nada comparado con lo que está por venir. Me imagino que tendrás prisa así que seré breve. Encontrarás las coordenadas al final de este mensaje. Necesitarás una nave dura y un buen piloto. Es un largo camino así que asegúrate que estás preparada ya que no habrá nadie a tu alrededor para ayudarte. Una vez alcances el Rift tendrás que trazar una ruta a través. No hay estrellas en docenas de años luz y sistemas oscuros que no han sido mapeados, así que tómate tu tiempo, vigila tus seis”

La mujer se acercó al dispositivo de grabación.

“¿Qué hay ahí? Me gustaría decírtelo, pero han editado mi memoria bastante bien… me llevó bastante tiempo juntar todo esto de vuelta. Sea lo que sea, es algo que Galcop, los Imperiales y los Federales no quieren que veamos. Buena suerte, y … sigue adelante, comandante”.

El holofac se desvaneció.

En está loca aventura se apunto mi amigo Qucumatz, al cual le pico muchísimo lo que le expliqué sobre el misterio pero sobre todo la idea de grandes sumas de dinero por la recompensa y por lo explorado.

Registro de Expedición: 11/1/3303

Este era nuestro primer gran viaje el cual nos creíamos estar bien preparados: yo con El Venzejo, una Anaconda destartalado que conseguí tras revender la Type 6 de mi abuelo a unos piratas y muchos viajes de contrabando a Sothis, la cual arme hasta los dientes, un hangar con un SRV que tenia pinta de estar más para el desguace que para un gran viaje y otro hangar con un nave de ataque para que la usase una copiloto que contrate en Maia, la cual tenia unas referencias muy buenas, o por lo menos eso decía su abultado contrato y porcentaje de beneficio, se hacia llamar Brisa, porque decía que lo único que notaban sus enemigos antes de explotar era una leve brisa sobre ellos.

Compré por primera vez una UAM (Unidad de Auto Mantenimiento) porque había escuchado a muchos pilotos que para largos viajes los módulos sufren mucho desgaste sobre todo si aprovechan las estrellas de neutrones para pegar mega saltos, algo que teníamos muchas ganas de hacer.

Mi compañero Qucumatz vino con su Imperial Clipper dejando en el garaje su amada Anaconda, ya que está muy mal de créditos y solo le daba para poder pagar un seguro de está. Yo le decía una y otra vez que la vendiese para así tener solvencia y que después la recomprase, pero le tiene mucho aprecio y no se quiere deshacerse de ella.

Comenzamos nuestro viaje desde la última estación más alejada de la burbuja, el sistema CEOS en dirección a EAFOTS EU-R C4-1, en la zona del Formidine Rift, era lo más lejos que iríamos en nuestra vida.

La idea era seguir una de las autopistas de neutrones más famosas que existe. Los exploradores me contarón que en más o menos una hora y media te podías plantar en el Formidine Rift y desde allí empezar nuestra búsqueda.

Tras muchos saltos nos topamos con nuestra primera estrella de neutrones y pusimos en práctica lo aprendido en un tutorial en vídeo que encontré por GalTuve, ¡que pasada poder saltar 89 años luz con El Venzejo vitaminada para la guerra total!. Tras un par de estrellas de neutrones más nos dimos cuenta de que teníamos algunos módulos tocados y quisimos estrenar mi UAM para reparar mis módulos y los suyos. La había comprado sin manual ni nada ya que tenia prisa y me creía el más listo de la tienda: no tuve cojones de hacerla funcionar. Decidimos seguir hacia delante mientras buscaba información al respecto.

Cuando estábamos ya a 1/4 del camino descubrí como funcionaba: hay que entrar en el modulo a repara, desconectarle la alimentación y activar el UAM. También descubrimos que no puedes reparar módulos de otras naves, justo cuando Qucumatz tenia a un 60% el Motor de Distorsión el cual le daba muchos problemas y fallos en cada salto. Al final tuvo que volver a la burbuja de aquella amanera y buscar un sitio donde le vendiesen un UAM baratita. Yo reduje la velocidad del viaje para que le diese tiempo de ir y volver para continuar juntos, más o menos.

Registro de Expedición: 12/1/3303

Mientras esperaba que Qucumatz volviese al punto de encuentro eche un ojo a nuestro plan de vuelo en el mapa galáctico para buscar un atajo. Nuestro viaje iba a consistir en hacer los dos catetos de un triángulo (de la burbuja al Rift y del Rift a EAFOTS EU-R C4-1) ¿y qué mejor atajo hacer la hipotenusa de ese triángulo? o lo que es lo mismo, de un punto a otro en linea recta es el mejor camino, así que puse el filtro de ‘estrellas de neutrones’ y busque como loco ese atajo.

Para cuando Qucumatz me alcanzó ya tenia esa hipotenusa de estrellas de neutrones y dos agujeros negros mapeados que para nuestra suerte estaban sin descubrir por nadie pues los estuve buscando durante noches muy largas y aburridas a ojo de buen cubero.

Tras saltar demasiado, arreglar módulos a destajo, aprender a buscar materiales en planetas y satélites para reabastecer las UAM, descubrir que los SRV no repostan la gasofa cuando vuelven a la nave y has de hacerlo sintetizando materiales en tierrra firme, flipar de como funciona el escaner del SRV, encontrar una nave despedazada alado de una estrella de neutrones casi a mitad del viaje y a miles de años luz de la burbuja y cruzar por dos nebulosas, llegamos a EAFOTS EU-R C4-1.

Aparcamos las naves en un planeta del sistema para reabastecer nuestros UAM para más adelante comenzar la exploración en busca del misterio.

Sospecho que estamos cerca, justo llegamos parece ser que alguien mandó una serie de imágenes interfiriendo la entrevistas a un guru llamado David Bravo en la cual se veían escombros de naves, una Cobra MKIII (posiblemente la que viajo y descubrió el secreto que haría palidecer a la raza humana y que tan bien guardaron los Imperiales, según contaban los Hijos de Raxxla) y una figura parecida una nave pero en forma de flor verde…

Registro de Expedición: 13/1/3303

Voy con el casco al 58% y ya hemos descubierto una baliza en mitad de la nada en un sistemas la cual da un mensaje súper extraño que parece ser un mensaje encriptado, Qucumatz sospecha de que indique un plane/ta y unas coOORrdenadas pe—ro yo cr///43dew233//eo que es sap9’0 909 ¡¡’723r  ///2

Datos corrompidos.

Deja un comentario

 

Elite © 1984 David Braben & Ian Bell. Frontier © 1993 David Braben, Frontier: First Encounters © 1995 David Braben y Elite Dangerous © 1984 - 2016 Frontier Developments Plc. Todos los derechos reservados. 'Elite', el logotipo de 'Elite', el logotipo 'Elite Dangerous', 'Frontier' y el logotipo son marcas registradas de Frontier Developments Plc. Todos los derechos reservados. Todas las demás marcas comerciales y derechos de autor son reconocidas como propiedad de sus respectivos dueños.
www.elite-dangerous.es es una web de fans para fans sin animo de lucro que solo desean ser la estación para guiar a todos los CMDR que empiezan y los ya veteranos en está galaxia peligrosa.